/

Palabras, silencios y guiños sobre la guerra en Ucrania

8 Min. lectura

Los silencios son espacios rebosantes de información sobre aquello de lo que un representante de la ciudadanía no quiere o no debe hablar en determinado momento. Y también los guiños tímidos o explícitos hay que examinarlos con este trasfondo. La sesión parlamentaria del Bundestag del 21 de octubre sobre su declaración gubernamental, las declaraciones de Macron a la salida del Consejo de Europa el 20 de octubre, una entrevista de Markus Lanz a Theo Waigel -ex ministro de Hacienda de la era Kohl- el 21 de octubre, unas preguntas lanzadas a la ex primera ministra británica por el diputado laborista Chris Bryant son objeto de análisis en clave de guiños y silencios sobre el conflicto de Ucrania en el presente artículo. 

Por Pilar Larrañaga, Alemania

La pregunta que insistentemente repitió el diputado laborista Bryant sobre el doble rasero a la hora de negociar con países etiquetados como autoritarios y vulneradores de los DDHH solo logró sacarle evasivas a la ya ex primera ministra Liz Truss. Rusia, calificada como estado autoritario, era según ella el mayor peligro para la paz mundial y había de ser vencido mientras que Arabia Saudí se postulaba como socio comercial indispensable para GB.

El diputado siguió preguntando aportándole un dato más truculento que el anterior sobre las satrapías del Golfo y, ella, impasible afirmó que esos países no se podían medir con GB, pero eran clave en el suministro de energía para GB por la guerra de Ucrania. La ejecución de 81 seres humanos en Arabia Saudí pocos días antes del citado encuentro la dejó impasible. Truss dio a entender que la defensa de los DDHH es selectiva y está supeditada a abastecimiento de energías fósiles. Y esos silencios se tradujeron en agradecimientos.

Photographer: Simon Dawson / No10 Downing StreetPosted by: Foreign, Commonwealth & Development Office and The Rt Hon Elizabeth Truss MP, OGL 3, via Wikimedia Commons

Nada más conocerse que había dimitido, Joe Biden le agradeció su empeño a la hora de pedir que Putin rindiese cuentas. El nuevo Primer Ministro británico reforzó el mensaje de amistad con los EEUU con una escueta declaración en twitter «Los EEUU y el Reino Unido son aliados muy próximos. Espero colaborar con el presidente de los EEUU para fomentar la estabilidad en todo el mundo y continuar desempeñando nuestro papel de liderazgo en apoyo del pueblo de Ucrania

Los reproches a Putin

El canciller alemán Olaf Scholz participó en una sesión parlamentaria denominada Regierungserklärung o declaración gubernamental al igual que todos los partidos representados en el Bundestag (Parlamento alemán) sobre la guerra de Ucrania. Su discurso fue un relato de buenos y malos. En ningún momento hizo un llamamiento a Putin o Zelenski para finalizar las hostilidades ni para ofrecerles diálogo.

El grueso de su discurso fue un alegato para culpabilizar a Putin que fue presentado como tirano que no vencerá la solidaridad de Europa con Ucrania es inquebrantable. Añadió además que nadie puede cambiar las fronteras por medio de la violencia en el mundo civilizado hoy día. Se explayó diciendo que los referéndums de Donetsk y otros territorios bajo dominio ruso fueron una farsa y son nulos de pleno derecho.

Olaf Schol. Foto Michael Lucan , CC BY-SA 3.0 DE , a través de Wikimedia Commons

No contento con todos estos reproches, Scholz continuó su discurso señalando que la guerra de Ucrania había tenido consecuencias fatales para el mundo entero. (Minuto 19). Insinuó que 830 millones de personas padecían hambre por este conflicto. “Putin no solo lo asume como tal, sino que usa el hambre como arma”, espetó. Y también la energía. Macron empleó el mismo argumento un día antes y anunció ayudas alimentarias a África.

Los reproches a la política de Putin fueron unánimes en la cámara baja alemana, pero el liberal de FDP Christian Dürr se acercó mucho a la retórica trumpista de medias verdades culpando a Putin de la destrucción de infraestructuras y muertes civiles mientras que sus compañeros mantenían a duras penas el decoro parlamentario. Ensalzó que socios transatlánticos trajeron la paz a Europa, espetó. El señor Dürr obvió que fue el ejército soviético quien terminó con el nazismo.

Sesión parlamentaria en el Bundestag del 21 de octubre de 2022 (en alemán)

Continuando con la sesión del Parlamento alemán, el canciller se deshizo en loas sobre las decisiones europeas porque nada de lo que hubiese hecho Putin había surtido los efectos que él habría deseado. La cooperación intraeuropea para abastecerse de energía además de contratos con los EEUU y los países del golfo habían sido todo un éxito, remarcó. Anunció que los almacenes de energía estarían a más del 95% de su capacidad en noviembre. Acto seguido, agradeció a empresas y ciudadanos su consumo energético responsable y ahorrador. “Todos juntos, nos hemos marcado el objetivo de ahorrar un 20% del gas”. Triunfante proclamó que Alemania dependía del gas ruso, pero ya no (minuto 24:50).

Financiación de las consecuencias del conflicto en Ucrania

Un tema muy significativo en el discurso del canciller fue la reconstrucción de Ucrania (minuto 16:24) que considera que sería una tarea que mantendría ocupados a los países civilizados durante mucho tiempo. Para preparar la reconstrucción, el canciller así como Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea, han invitado a Berlín el 25 de octubre a mandatarios y expertos de varias disciplinas así como a miembros de la sociedad civil para sentar las bases de la misma.

Intuyo que en esa reunión se repartieron el pastel ucraniano todos los asistentes. Macron solo habló en su comparecencia ante la prensa de reparar generadores etc. para poder pasar el invierno. En una tímida subordinada, el canciller mencionó el Sondervermögen o “patrimonio extraordinario” de 200 millardos de € que es un término capcioso porque invita a pensar que son ahorros, pero es una deuda que ha suscrito Alemania para financiar los gastos militares excepcionales con motivo de esta guerra. Gastos que pagarán los contribuyentes, pero ésto es un añadido mío.

El ex ministro de Hacienda de Alemania Theo Waigel desde 1989 a 1998 (conservador del CDU) describió en una entrevista de Markus Lanz de una forma muy ilustrativa cómo se financió el reto de la reunificación. Explicó que se financió un tercio con subida de impuestos directos gravando el tabaco entre otros, por ejemplo, otro tercio con un crédito y el otro tercio con recortes. Solo con los recortes lograron ahorrar 100 millardos. Señala que hubo que suscribir una deuda a 20 años para financiar todos los gastos que ello supuso y también se la denominó Sondervermögen.

El crédito a 20 años ya está pagado. Dicho ésto, anuncia que la situación actual es también excepcional y los recortes serán inevitables. Reprocha al gobierno alemán actual que no informase a la ciudadanía en el mismo momento de la agresión rusa a Ucrania que los ciudadanos deberían apretarse el cinturón (minuto 9). Añade, además, que se tendría que haber informado de forma nítida a la ciudadanía que se ayudaría a las franjas poblacionales más desfavorecidas al tiempo que se anunciase que los que más ganan no se beneficiarían de las ayudas. Quien dice esto es un ex ministro conservador.

Entrevista de Markus Lanz el 21 de octubre a The Waigel, ex ministro de Hacienda de Alemania

El canciller ensalzó la colaboración con los países miembros de la OTAN para proteger las infraestructuras energéticas en especial con Dinamarca para esclarecer el acto de sabotaje de Nord Stream 2. A este asunto le dedicó menos de medio minuto. Dicho ésto, afirmó que la seguridad absoluta no existe, pero que “no nos dejamos intimidar”. Solo el representante del partido de extrema derecha AfD, Tino Chrupalla AfD, le preguntó sobre el esclarecimiento del atentado a Nord Stream. Los demás callaron.

Le afeó que un socio de la OTAN se negase a entregar los resultados de la investigación, en concreto Suecia, y el canciller no tomase ninguna medida al respecto. Y culminó su discurso acusando al gobierno alemán de ser lacayo de los EEUU y, en especial al partido verde, que contribuye a la división de Alemania y del mundo. Abogó porque fluya gas ruso a Alemania de nuevo e insinuó que Arabia Saudí no es un socio fiable. Al igual que AfD, el partido Die Linke incidió en este asunto y llamó al proveedor por su nombre. Su secretaria general, Amine Mohamed Ali le recordó al canciller las ventas de armas a Arabia Saudí que lleva años en guerra contra Yemen en la que han muerto más de 400.000 civiles con armas fabricadas en Alemania.

Se mofó de la ministra de Asuntos Exteriores, la verde Annalela Baerbock, que declaró hace pocos días que Alemania no vendía sus armas directamente a Arabia Saudí. Y el colmo fue otra cita de la ministra alemana según la cual los pactos de la OTAN eran los que contribuían a que no se hiciesen más recortes en lo social en Alemania. La ministra de Asuntos Exteriores Baerbock ni se inmutó al escuchar sus palabras citadas por Amine Mohamed Ali.

Conferencia de prensa de Macron después de la reunión del Consejo de Europa el 20 de octubre 2022 (en francés)

Los medios de comunicación y su responsabilidad de informar

La analista de ZDF Ines trams destacó dos asuntos después de la declaración gubernamental en ZDF, televisión pública alemana: La solidaridad europea y los reproches a Putin. También comentó dos cuestiones que mencionó el canciller, en concreto que los precios de la energía deben bajar y que los ciudadanos no habían de temer nada. Le criticó, eso sí, que no fuese nada concreto cuando habló de las ayudas que recibiría la ciudadanía.

Muy al margen citó al jefe de la oposición Merz para subrayar que consideraba que  la coalición semáforo (SPD, FDP y Verdes) está unida. Quien se informe por lo que resumen los periodistas en la televisión, se pierde la letra pequeña de las oraciones subordinadas y las metáforas. 

No nos sorprenda que el filósofo David Precht critique la autocensura de los periodistas en Alemania en su nuevo libro “Die vierte Gewalt”el cuarto poder, escrito en colaboración con el sociólogo Harald Welzer. Postulan que los medios de comunicación son culpables del descontento al alza de los lectores por cómo llevan a cabo la tarea de informar lo que se traduce en una creciente desconfianza en ellos y en lo que publican. El torpedeo de reseñas negativas en muchos medios de comunicación no se ha hecho esperar. De ahí que sea necesario analizar con mucho detalle las palabras virtuosas con intenciones engañosas en boca de algunos políticos y también los silencios de los periodistas al respecto.

Ese esfuerzo intelectual es necesario para exigir responsabilidades cuando nuestros dirigentes nos condenen a los ciudadanos a pagar los desaguisados ocasionados a terceros en nuestro nombre. Incluso Theo Waigel del partido bávaro CSU (partido hermano de CDU) en la entrevista de Markus Lanz se lamenta de que ha descolocado a la generación joven la forma en la que se lleva a cabo la tarea de informar porque la juventud ya no puede discernir datos de ficción. (minuto 23:20).

El devenir de las naciones lo deciden sus representantes en la letra pequeña. De ahí que sea necesario analizar hasta las notas a pie de página.